• centrolabips

Microbioma: descubre por qué somos lo que comemos



Fue Ludwig Feuerbach, un reconocido biólogo y antropólogo alemán quien, a mediados de 1850, acuñó la famosa frase «somos lo que comemos». En aquel entonces ya se hacía referencia a la relación entre dieta y calidad de vida. Ahora, en pleno siglo XXI, más allá de un simple consejo a alimentarse bien, se ha podido determinar el verdadero sentido de ello: el microbioma.

Considerado como uno de los más grandes descubrimientos científicos de este siglo, el estudio del microbioma consiste en conocer los genes y principales características de las comunidades de bacterias que pueblan nuestro organismo, ubicadas principalmente en los intestinos. Sí, hablamos de la flora intestinal o microbiota, la cual es fundamental para la

distribución de nutrientes y la protección de enfermedades de cualquier tipo.

Somos lo que comemos y vivimos

Se estima que nuestra microbiota intestinal está compuesta por millares de bacterias, distribuidas en familias, con características y funciones específicas. Viven de manera simbiótica en el sistema digestivo, proporcionando numerosos beneficios.

Para los científicos, estas familias de bacterias son únicas en calidad y cantidad en cada individuo. Son una especie de código genético que sirve, dentro de muchas otras cosas, para la prevención de enfermedades. Cuando una persona tiene una dieta sana, el equilibrio de estas bacterias se mantiene y su salud es estable. De allí que somos lo que comemos.

Pero, además de los alimentos, otros factores como el estrés, la contaminación, los hábitos como el consumo de alcohol y fumar también influyen; es decir, también somos lo que vivimos.

Hasta ahora pudiera parecer más de lo mismo, pero no es así. Las bacterias intestinales funcionan como una barrera que interviene en la aparición de enfermedades neurodegenerativas, autoinmunes, metabólicas e incluso psicológicas; en muchos casos se relaciona con trastornos como la depresión.

Su alcance es tal debido a que llega a diferentes tipos de órganos, sistemas y células. En equilibrio, los protege; en desorden, pueden atacarlos.

Somos los que comemos: dieta balanceada para vivir mejor

El estudio del microbioma, y en especial de la microbiota intestinal, ha llamado la atención de los científicos por su valor preventivo. Por ejemplo, si una persona tiene en su código genético la predisposición para sufrir algún tipo de enfermedad, con el debido cuidado de las bacterias y la dieta adecuada, es posible que no la sufra.

Este caso también puede ocurrir a la inversa. Por ello, mientras se profundiza en el microbioma, los investigadores recomiendan dietas balanceadas, ricas en verduras y vegetales. ¿Qué opinas, somos lo que comemos?

Encuentra en nuestro batidos VIDAX una forma fácil de consumir verduras, frutas y minerales que te permitirán cuidar de tus bacterias! :D


28 vistas